El verano ya está aquí: ¿cómo elijo aire acondicionado?

El verano ya está aquí: ¿cómo elijo aire acondicionado?
Realiza_blog

El verano se acerca inexorablemente y con él, las altas temperaturas a las que ya solemos estar acostumbrados (lo cual no quiere decir que estemos obligados a sufrirlas sin más).

La AEMET, para este verano 2016, predice que es probable que la temperatura alcance valores superiores a los normales en toda la Península y Baleares (imagen tomada de www.aemet.es). Si ya en 2015  fueron cinco las alertas que emitió la Dirección Meteorológica por olas de calor, alcanzando los valores más altos desde 1866, este verano no se pronostican termómetros más amables.

 

realizaes

Afortunadamente aún hay plazo para adelantarse a ellas, y cada vez son menos los hogares que no cuentan con un sistema de climatización para afrontar los meses de altas temperaturas. Si éste es tu caso, probablemente te estés planteando adquirir un sistema de aire acondicionado, pero no sabes qué tipo de sistema es el más adecuado para tus necesidades: la oferta es muy amplia, hay muchos tipos de aparatos de acondicionamiento, muchos precios, muchas potencias, mucha propaganda…

Vamos a intentar aclararte los aspectos fundamentales a tener en cuenta para hacer la mejor elección y que tu vivienda esté perfectamente preparada  (y cuanto antes) para afrontar las altas temperaturas que, parece ser, nos esperan.

 

                                                  “A la hora de hacer nuestra elección, es importante estar atento a una serie de factores

para que la relación rendimiento-gasto energético sea la adecuada:

ni demasiada potencia, ni demasiada poca”

1. Tipos de equipos de aire acondicionado.

 Existen diversas gamas de aparatos de climatización en función del uso y el espacio que necesitemos acondicionar. A partir de ahí, también hay múltiples soluciones en el mercado que se adaptarán a la estética del entorno. Todo depende de nuestras necesidades y presupuesto.

Podemos dividir los equipos en dos grandes categorías: los aparatos destinados a locales comerciales e industria, y los residenciales o de hogar. En nuestro caso, nos interesa conocer qué opciones tenemos para climatizar nuestro hogar, y en este sentido, las opciones más frecuentemente ofertadas son:

  • Aparatos de aire acondicionado portátiles. Son equipos móviles que no requieren de instalación profesional. Se pueden transportar de una habitación a otra e incluso de una vivienda a otra. Funcionan tomando el aire de la habitación desde la parte trasera del aparato, lo enfría y lanza por una rejilla en la parte delantera. Al mismo tiempo, el aire caliente del condensador sale a través de un tubo que deberá estar ubicado en una ventana, lo que obliga a tener el aparato siempre alojado siempre cerca de una. Suelen consumir bastante energía y su potencia es limitada, además, para nosotros, uno de sus principales inconvenientes es que son altamente ruidosos.
  • Equipos Mono Split y Multisplit: Son los más populares y comercializados. El equipo Mono Split consta de una unidad interior (Split) y otra exterior. Los Multisplits son varias unidades Split, repartidas por la vivienda, generalmente en distintas habitaciones, y conectados a una única unidad exterior. Se utilizan para refrigerar diversas estancias, cada una de forma independiente. El sistema mono Split probablemente sea el más conocido por todos nosotros, y sin duda es el más comercializado debido a que resuelve las necesidades de climatización más usuales del hogar y la relación calidad – precio suele ser la más contemplada, por regla general por los usuarios. Entre sus ventajas se encuentran que tienen un amplio rango de potencia frigorífica, sirven además para proporcionar calor en invierno, son cada vez más silenciosos y menos costosos energéticamente, y la gran mayoría de ellos vienen equipados con filtros antialérgicos, lo cual ofrece un valor añadido bastante atractivo, pues purifica el aire de agentes contaminantes. Por destacar algún inconveniente, indicar que es necesaria una instalación realizada por un profesional, lo cual, al contrario que la opción anterior que compramos en el establecimiento y está lista para su uso en casa, requiere de un tiempo de espera (normalmente muy corto, pues no es una instalación demasiado compleja y la mayoría de comercios y empresas distribuidoras cubren el servicio en pocas horas).
  • Sistemas Air Zone o aire acondicionado por conductos: Estos equipos son los que solemos ver cada vez más frecuentemente en las viviendas de nueva construcción, y que incorporan la pre-instalación, es decir, las rejillas que vemos en las distintas habitaciones de estas casas indican que están preparadas para instalar un equipo de estas características. Son los equipos que facilitan una climatización más eficiente. Los conductos se suelen cubrir con un falso techo y todos convergen en un sistema centralizado que distribuye el aire por dichos canales. Este aparato central dispone de un termostato que abre o cierra el canal de paso de aire en función de la necesidad y/o temperatura de la estancia. Suelen tener también bomba de calor, con lo que climatizan tanto en verano como en invierno de forma centralizada. A nivel estético, como se indicaba, están ocultos a la vista, y normalmente sólo percibimos la rejilla de salida de aire. En algunos casos, estos sistemas, pueden ir conectados a unidades interiores complementarias como cassettes o  Splits, aunque las soluciones comerciales cada vez desarrollan diseños más atractivos que los integran como un elemento más, tal es el caso del novedoso Cassette 360 de Samsung, que vemos en la imagen.

    realiza

    Imagen tomada de www.samsung.es

Otra de las bondades de estos sistemas, es el ahorro energético que se consigue con este tipo de soluciones. La inversión inicial es un poco más alta que la de otras opciones, pero sin duda su amortización a medio plazo merece la pena bastante debido a sus características y funcionalidad.

Entre sus desventajas, citar que la inversión inicial es más costosa, ya que las máquinas son más potentes y grandes y están concebidas para cubrir superficies grandes y compartimentadas, además de que requiere de material adicional como los conductos, y su instalación suele requerir obras. Por otro lado, necesitan de un mantenimiento un poco más costoso y periódico, pues los conductos acumulan polvo y otras partículas que deben de ser limpiadas con una determinada frecuencia.

 

 

 

2. Características fundamentales a tener en cuenta a la hora de decantarse por uno u otro modelo.

A la hora de plantearse adquirir un equipo de aire acondicionado es aconsejable tener en cuenta una serie de factores en función de los cuales tendremos que inclinarnos hacia una u otra opción de las que ya hemos comentado.

En primer lugar necesitamos establecer qué habitaciones de la vivienda queremos refrigerar, y en función de ello elegir una de las opciones comentadas en el apartado anterior; también es aconsejable saber las medidas habitables totales de la casa y de cada una de las estancias. Esto es importante para determinar la potencia y el tipo de aparato a instalar, pues no es conveniente adquirir un equipo con una potencia mayor de la que necesitemos, ya que sería un gasto que no vamos a amortizar. También es preciso determinarlo por la conveniencia de elegir un sistema u otro. Por ejemplo, si tenemos una o varias habitaciones que sólo se utilizan de forma puntual, quizá no sea rentable instalar un sistema de conductos, y nos baste un sistema multisplit o, sencillamente, por las características de la habitación y de la ubicación, no necesitemos ni siquiera tener un sistema de climatización en ella.

Otros aspectos a tener en cuenta son la orientación de la vivienda y la zona climática, esto es, tener en cuenta las temperaturas máximas que se alcanzan normalmente en las épocas de calor y la humedad relativa ambiental: en zonas de menos humedad cualquier aparato necesita menos potencia que en zonas más húmedas; del mismo modo, cuanto más alto esté situado el piso en un bloque de pisos, mayores serán las temperaturas que soporte, al igual que si la orientación de nuestra vivienda es hacia el Sur.

Por otro lado, conocer si el edificio tiene buen aislamiento térmico también será un factor que si lo conocemos, nos vendrá bien tener en cuenta. Insistimos, cuantos más elementos de los citados se tengan en cuenta, mejor rendimiento y mayor ahorro obtendremos del equipo que elijamos: no es necesario comprar un equipo por encima de nuestras necesidades porque esto redundará en un mayor gasto de adquisición del aparato, y un aumento de la factura eléctrica.

 

3. La etiqueta energética: ¿qué quiere decir?

Uno de los puntos de máxima importancia cuando vamos a escoger un equipo de climatización, independientemente de la marca que nos dé más confianza o nos guste, es cerciorarnos de la certificación energética que posee el equipo. Esto nos va a dar la garantía de que ese equipo cumple con las normativas y directrices obligadas en materia de diseño y requisitos ecológicos del producto. Además, nos informa de los valores de consumo energético, el nivel sonoro y las prestaciones que estamos adquiriendo. Dicho de otro modo, esta etiqueta nos permite conocer la capacidad que tiene el equipo en cuestión para realizar su función con un consumo de energía menor.

realiza

Imagen tomada de www.carrier.es

Así, la etiqueta energética nos clasifica los equipos de climatización mediante la asignación de letras y colores: desde la A y el color verde, para los equipos más eficientes, a la G y el color rojo para los equipos menos eficientes.  Desde el pasado año 2015, la nueva etiqueta europea obliga a indicar los rangos de eficiencia energética de acuerdo a los tres nuevos rangos establecidos y que a todos nosotros nos suenan ya bastante: A+, A++ y A+++. De este modo, los aparatos de climatización con una de estas últimas clasificaciones nos indican que son equipos que tienen una alta eficiencia en su función, pero que están diseñados para maximizar el rendimiento con muy poco gasto energético, lo que se traducirá en un ahorro económico en la factura de la luz.

Por último,también hay que saber que en el caso de aparatos con bomba de calor, existe la obligación de incluir doble etiquetado en el que se indique las características de eficiencia para las funciones de calor y frío.

realiza

Con esta información ya estamos preparados para ponernos manos a la obra y elegir un nuevo sistema de climatización para nuestro hogar: sabemos qué soluciones nos indica el mercado, qué necesitamos saber en función de nuestras preferencias y necesidades, y qué hay que tener en cuenta a la hora de adquirir un equipo.

Sin embargo te puedes ahorrar todo ese procedimiento y dejarlo en nuestras manos. En Realiza estamos especializados en climatización y podemos encargarnos de todo el proceso. Si quieres dejarte aconsejar por nuestro personal experto, sólo tienes que pinchar aquí y ponerte en contacto con nosotros.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR